• YouTube
  • Instagram - White Circle
  • Facebook - White Circle

+(57) 314 764 1339

jcadavid@cyapartners.org

todomente | C&A Partners | Febrero, 2020 | Copyright Ⓒ Todos los derechos reservados

    No puedo estar sola: Parte I

    "No sé qué hacer cuando estoy sola, me empiezo a desesperar". Estas fueron las palabras de una amiga con la que conversaba sobre su experiencia estando en soledad.

    Quizá nos pase a muchos de nosotros cuando nos encontramos en soledad... esa sensación de "desespero", de inquietud... como de zozobra.


    Y es que, en realidad... no nos han enseñado a estar solos.


    Desde que nacemos estamos rodeados de personas. De nuestros padres, hermanos, de nuestra pareja. Al entrar al colegio tenemos nuevos amigos. Cuando empezamos la universidad o comenzamos a trabajar seguimos acumulando encuentros con personas, conexiones.


    En condiciones normales, nuestra cotidianidad está llena de personas.


    Sin embargo, es también de esperarse que en varios momentos nos encontremos a solas: Cuando estamos esperando a alguien, cuando somos los primeros en llegar a casa, o cuando nos separamos de nuestra pareja...en esos momentos en los que simplemente todos se han ido...

    ¿Qué hacemos en esos momentos? ¿cómo nos sentimos ante esa situación? ¿cuál es nuestra primera reacción? Vale la pena recordarlo... reflexionar al respecto.


    Muchos de nosotros acudimos a la primera distracción que se nos cruce... el celular! Quizá prendemos el televisor, o... incluso buscamos con quien chatear o a quien llamar, precisamente para evitar la sensación de soledad. Esta automaticidad en nuestro comportamiento es bastante común.


    Estas reacciones corresponden a un mecanismo de huida para evitar sentir que estamos solos... "sin nada qué hacer".



    En nuestro parte II de esta serie, compartiremos un antídoto para la ruminación.



    Johana Cadavid Muriel. MA

    Intervención en Sistemas Humanos